El Seat 600 Descapotable

Toda la información de este modelo y sus fotos.

SEAT 600 DESCAPOTABLE

A finales de 1957, a los pocos meses de salir en producción el primer SEAT 600, se presentó la variante descapotable que se encarecía en torno a unas 5000 ptas. Fue la opción para que algunas familias, a pesar de su elevado precio (unas 70.000 ptas), pudiera acceder a adquirir un vehículo sin tener que esperar por la larguísima lista de espera en torno a un modelo normal (berlina), ya que éste, al ser más caro tenía un tiempo de entrega mucho más inferior.

El techo del coche era de una especie de lona forrada con un plástico exterior de un color gris oscuro; la cubierta del techo en chapa estaba reforzada por todo el contorno, así se conseguiría darle la rigidez necesaria a la carrocería. Cabe destacar el extra que venía con el 600 descapotable, unos hermosos neumáticos con banda blanca ancha que le daban un toque de distinción a esta variante.

La clave adoptada para la berlina “transformable” fue la de BH. Desconocemos el número exacto de 600 descapotables en todos sus modelos, sólo se tiene una estimación aproximada en el penúltimo modelo, el E de 1969 a 1973, de unas 500 unidades descapotables. Sólo el último modelo, el L de 1973, coetáneo con el E, se fabricó solo en tipo berlina, ni uno solo descapotable.

Sin lugar a dudas, el SEAT 600 ha sido el automóvil utilitario más mítico de España al simbolizar el inicio de la motorización y el desarrollo económico del país después de las penurias de la posguerra. Además de su uso habitual por motivos de trabajo o estudio, durante los meses de verano fue el coche más utilizado para ir de campo y playa y para efectuar sin prisas largos viajes con toda la familia a pesar de sus modestas dimensiones.

Quizás el modelo descapotable ha sido, por las pocas unidades fabricadas y su fragilidad ante la intemperie, uno de los modelos que menos han perdurado hasta nuestro días, por lo que conseguir una de estos “transformables” es un reto complicado y suelen tener un precio bastante más elevado que las berlinas normales, y más si es de los primeros fabricados.

Hay que reseñar también, que muchos carroceros de la época usaron autobastidores de la SEAT, sobre base 600, para preparar otras unidades descapotables bien distintas del modelo original, cabe destacar las elaboradas por los carroceros Caba, Milton, Turisa, Rany, algún Buggy, los talleres INAUTO, o algunos ejemplares exclusivamente para el disfrute del verano como las playeras mandadas a fabricar por la Agencia de Viajes Meliá y que se podían alquilar en la Costa Brava, Palma de Mallorca, Benidorm y Torremolinos; pero estos ejemplares ya ocuparían un estudio aparte más a fondo.

En resumen, el circular con un 600 descapotable se suponía un lujo para la época, ya que el contacto con el cielo abierto en la época de verano y buen tiempo, era una experiencia de libertad y modernidad. Fueron muchos los famosos que adquirieron una unidad para disfrutar del ocio y del buen clima en los litorales españoles.

  Agradecimientos a José Vicente Álvarez por su escrito y la cesión de las fotos de su coche

Pin It on Pinterest

Share This